Especialistas regionales valoran primeros pasos hacia transformación educativa en Paraguay


Ernesto Treviño (Chile), y Gloria Vidal (Ecuador), compartieron en Asunción las experiencias de transformación educativa en sus respectivos países, en el marco de los encuentros “Hablemos de Educación”. Ambos coincidieron en la importancia de la participación de todos los sectores, así como de generar planes sostenibles en el tiempo.

En relación con la experiencia chilena, el especialista en educación y director del Centro UC para la Transformación Educativa destacó que este país fue pionero en procesos similares en la región. Señaló que se enfocaron principalmente en regularizar el sistema escolar con miras a mejorar el acceso, la calidad y la eficiencia.

Igualmente, Chile implementó políticas tendientes a mejorar la formación inicial, las condiciones laborales y de desarrollo profesional de los docentes, e intensificó el financiamiento en zonas más vulnerables, con políticas que han trascendido gobiernos. Acumulación de políticas publicas importantes hacia la calidad y la equidad.

A su modo de ver, el panorama en Paraguay es muy auspicioso, “ya que puede haber un margen importante para el trabajo de sociedad civil, profesores, agrupaciones gremiales, de los distintos actores para trabajar en una conversación sobre educación”. Recomendó reforzar la investigación educativa, por medio de centros de referencia que puedan nutrir de evidencia a la sociedad y los tomadores de decisión.

Por su parte, la ex Ministra de Educación del Ecuador y actual consultora, Gloria Vidal, reflexionó sobre el proceso de transformación educativa en su país, que se realizó a través de una consulta popular, con voto de la ciudadanía, y un fuerte componente de participación a través de diversos mecanismos. “La hoja de ruta se estableció por medio de consultas nacionales, que propició debates sobre las necesidades para transformar el sistema educativo”, señaló.

Vidal indicó que durante el 2016 en Ecuador se conformaron mesas de trabajo en todo el país, en las que se identificaron necesidades como cobertura, atención a problemas como deserción escolar o la calidad educativa. Este trabajo se tradujo en ocho políticas amplias, de las cuales derivaron cientos de líneas de políticas públicas y un acuerdo nacional por la educación. Igualmente resaltó el rol del Consejo Nacional de Educación, instancia consultiva creada por ley que reunió a representantes de diversos sectores de la educación laica, publica, religiosa, la educación superior, organizaciones sociales y sindicatos.

La especialista destacó que es importante “hacer sentir a la ciudadanía que el plan no es un tema sólo de los especialistas, del ministro o del presidente, es de todos. El sistema educativo impacta como ninguna otra cosa en todos los habitantes de un país, y compete a todos”.

Finalmente, sobre el caso de Paraguay, opinó que “cualquier país que inicie procesos de debate y de discusión de temas educativos, está un paso adelante”. Recomendó nutrirse de las experiencias regionales para luego construir la transformación con “sabor paraguayo”, ya que, a su criterio, es importante poder crear a partir del conocimiento de otros, pero respondiendo a las necesidades del sistema educativo de nuestro país.