Cómo se administran los recursos

La Ley N° 4758/2012 es la que da origen a estos fondos de inversión y en la creación destina la totalidad de los recursos de la compensación por cesión de energía paraguaya de Itaipú al Brasil, al Fondo Nacional de Inversión Pública (FONACIDE).

Del 100% de los recursos que se destinan al FONACIDE, el 30% es distribuido al Fondo para la Excelencia de la Educación y la Investigación (FEEI).
Los recursos, recibidos por el Tesoro Público y depositados en una cuenta del Banco Central del Paraguay (BCP), se administran a través de un fideicomiso con la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD).

En 2015, la Ley Nº 5404/2015 redistribuye las compensaciones recibidas de Itaipú para compensar a los municipios del departamento Canindeyú por la desaparición de los Saltos del Guairá, destinando 3% del total recibido a este efecto. El FONACIDE queda así con el 97% de los ingresos por cesión de energía.
En el 2020, con la Ley N° 6469/2020, que aprueba el presupuesto general de la Nación para el ejercicio fiscal 2020, asigna el 21% del FONACIDE al FEEI.

En el mismo año, la Ley Nº 6628/2020 establece la gratuidad de los cursos de admisión y de grado en todas las universidades públicas del país y en algunos institutos, estableciendo que, de la asignación total de recursos del FONACIDE, el 26% (veintiséis por ciento) se destinará al Fondo para la Excelencia de la Educación y la Investigación. Para el año fiscal 2021, la Ley N° 6672/2021, que aprueba el presupuesto general de la Nación para el ejercicio fiscal 2021, asigna el 25% del FONACIDE al FEEI.

Los recursos recibidos se distribuyen en diversos focos de inversión, los cuales son establecidos por la misma ley en programas de la educación y la investigación, que prioriza 8 ámbitos.

Además, la Ley N° 4758/2012, en sus artículos 13 y 14, establece el régimen de administración del Fondo para la Excelencia.

 

Distribución 2012/2019

Distribución 2020